web analytics
Reírse is too mainstream!
Esta es la triste historia de un hipster de New York al que no dejaron subir al bus (suponemos que por el gran carrito porta-Dios-sabe-qué y decidió ponerse en su camino diciendo: «Si yo no puedo tomar este bus,nadie lo toma». Hasta que la señora negra se puso chulita en plan peli y el chavalito decidió quitarse de en medio por miedo a posibles represalias, como que le soltase un bofetón.) un día normal allí, supongo.
Vía Die Hipster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *