web analytics
Reírse is too mainstream!

Humor

¡Es alucinante la de cartones de bingos hipsters que hay en la red listos para imprimirlos! De hecho, los hay que subespecies de hipsters y hasta temáticos depende de la zona o de la ciudad de donde vivas. Te recomendamos que, cuando te juntes con tus amigos modernos en casa a cenar, después de la cena, saquéis unos cartones de bingo como estos. Os animamos incluso a que lo personalicéis según vuestra ciudad, por ejemplo, bingo de hipsters de Malasaña, bingo de hipsters de El Raval o de El Born, etc.
Os podéis apostar unos euros la línea o el bingo, o, mejor aún, quien cante línea se lleva 100 gramos de quinoa y, quien cante bingo, se lleve 1 kilo de quinoa, que ya sabéis que se cotiza carísima últimamente y es uno de los alimentos. Se puede cambiar por 1 kilo del misterioso miso japonés. Si no, siempre podéis echar una partida en yobingo y pasároslo genial jugando por Internet, pero mejor os digo gambling porque todo en inglés queda más cool. También podéis bajaros la app para Android de Bingo y jugar desde vuestros móviles.
Vamos a hacer un repaso de los mejores cartones de bingo hipster que hemos encontrado online.

BINGO DE HIPSTER COMÚN

 

Cartón bingo hipster común 2

Seguro que alguno de tus amigos canta línea rápidamente en este bingo de hípster estándar: lleva unas zapatillas Converse, un tatuaje de estrella, un bigote irónico, unas gafas de pasta, un peinado retro…

Cartón bingo hipster común

Este es uno de mis favoritos y creo que hasta yo cantaría línea en poco tiempo. No solo encontramos prendas de ropa que son un MUST como jerséis con parches en los codos, gorras de camionero y pantalones de pitillo, sino que se amplía a objetos preciados como una bicicleta fixie, un food truck o una máquina de escribir antigua… ¡Línea!

Siempre podéis hacer cartones de bingo en plan artesanal, algo muy apreciado por los modernos, y añadir objetos como una cámara Polaroid, unos auriculares gigantes y ciertas tendencias a no comer nada que lleve gluten, leer un libro en soporte papel solo o tener un perro de lo más mono.

 

BINGO DE HIPSTER DE LONDRES

Cartón bingo hipster de Londres
Como veis, cada hipster tiene su subespecie depende de donde resida. Los de London, en concreto, cantarían más rápido línea con un cartón de bingo como este, pues tiene preferencia por las Vans, por llevar tatuajes de todo el brazo como si fuese una manga y llevar sus bicicletas sin frenos muy tuneadas

BINGO DE HIPSTER SKATER

Cartón bingo hipster skater
En cuanto al subgénero de hipster skater tiene su vista puesta en skates, gorros en vez de gorras de Caja Rural, cámaras Holga, gafas de sol de plástico… algo diferente dentro de la misma tendencia.

BINGO DE HIPSTER EN INSTAGRAM

Cartón bingo hipster InstagramPor último hemos querido hacer una mención especial a los hipsters de Instagram y el cartón de bingo perfecto para ellos. Cantarán bingo fácilmente si son de los que postean continuamente fotos en cafeterías alternativas, fotos llevando su nueva cardigan, fotos de la comida que acaban de comprar en un foodtruck (puesto ambulante de comida, ¡por favor!), fotos de quesos artesanales, fotos de conciertos de grupos indies… y paramos porque no podemos más.

¡Hasta aquí el repasazo por los bingos hipsters de Internet! Volvemos con más y mejor material. Hasta entonces.

Foto hipster WTF leñador con oso disecado

Sí, claro, muy valiente este hipster leñador o “lumberjack hipster” delante de un oso no poco disecado… Delante de uno de verdad no duras ni un segundo.

Abuelo moderno o yayohipster con bicicleta de rueda grande

Me ha conquistado con sus calcetines por encima del pantalón para que no se le enreden en la super rueda gigante sobre la que va montado. Ah, y que no falte el impermeable amarillo fosforito no vaya a ser que no le vean con ese pedazo de bici que me lleva. ¡y el casco!

Foto graciosa padres selfie Polaroid de verdad

Ojo a estos padres hipsters que han enviar por correo postal un selfie con una cámara Polaroid de las antiguas.

Lo que más gracia me hace es el que han añadido a boli la fecha del selfie para que sea vea que no es un anacronismo y que la cámara Polaroid les funciona aún: 4 de junio de 2014.